Anoche tuvimos un problema con el coche llegando a Hail y necesitamos reparar, gracias a los Hermanos Merino que nos remolcaron durante unos 150 km conseguimos llegar al campamento.

Nos vamos a quedar en Hail hasta intentar arreglarlo y poder reengancharnos al rally. Nos quedaremos unos días reparando en un taller local, el dueño es aficionado a los raíds y corrió el pasado año en velocidad.

En vista que el problema era grave, hemos decidido buscar un taller local donde poder reparar, no nos vamos a dar por vencidos.

Esperamos poder resolverlo pronto y volver a la carrera cuanto antes.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.